DISCAPACIDAD Y SEXUALIDAD
SE PRESENTÓ EL LIBRO “DESEAR ES MI DERECHO. SEXUALIDAD Y AUTONOMÍA DE LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD”

SE PRESENTÓ EL LIBRO “DESEAR ES MI DERECHO. SEXUALIDAD Y AUTONOMÍA DE LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD”

En diciembre pasado, se presentó el libro “Desear es mi derecho. Sexualidad y autonomía de las mujeres con discapacidad”. Su presentación se realizó en la Casa Nacional del Bicentenario, asistieron funcionarios de organismos públicos, representantes de organizaciones de y para personas con discapacidad, y movimientos y organizaciones de mujeres. También se transmitió por el canal de YouTube, REDI Género.

El libro surgió dentro del proyecto DeSeAr con inclusión, a partir de la participación de más de 80 mujeres de diferentes regiones del país en los talleres de Derechos Sexuales en Argentina (DeSeAr). El mismo promueve el acceso de las mujeres y niñas con discapacidad a los derechos sexuales y reproductivos, con el objetivo de eliminar la violencia hacia ellas, particularmente la violencia institucional a la que se ven expuestas en todo lo referido al acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, brindándoles herramientas e información que les permitan ejercer sus derechos en igualdad de condiciones. Participan en el de forma conjunta FUSA CA Y la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) y cuenta con financiamiento del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

Es una guía que aborda los derechos sexuales de las mujeres con discapacidad, desde una perspectiva de género y discapacidad; a través de los testimonios de las participantes de los talleres sobre situaciones en las que sus derechos se vieron vulnerados, citando a partir de ellas la legislación nacional que garantiza cada derecho, cómo así también la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, bibliografía, videos y entrevistas alusivas a los mismos. El libro está dividido en tres partes, la adaptación, edición y diseño en lectura fácil, estuvo a cargo de Lengua Franca; y las ilustraciones fueron realizadas por Ro Ferrer.

En la primer parte se brinda información sobre los derechos a la no discriminación y la utonomía de las mujeres con discapacidad, cómo así también a la intimidad y a tener apoyos. “La gente piensa que no podemos hacer cosas que sí podemos. Sería más fácil si nos dejaran ser autónomas desde chicas. Porque cuando somos adultas dependemos de los demás, pero ya no nos quieren cuidar”; relata una de las chicas en relación al tema.

La segunda parte está orientada a los derechos sexuales y reproductivos, dónde una de las mujeres expresó lo siguiente: “Algunos creen que las personas con discapacidad no necesitamos tener ESI porque nunca vamos a tener una vida sexual”. Siendo que la Ley 26.150 establece que todas las alumnas y todos los alumnos de las escuelas de Argentina tienen derecho a recibir educación sexual.

En cuanto a los métodos anticonceptivos, se hace mención a las esterilizaciones forzadas a personas con discapacidad, que eran permitidas por la antigua ley 26.130, ya que al momento de la publicación aún no había sido derogada por la ley 27.655, que sólo permite este tipo de intervenciones cuando la persona haya dado su consentimiento informado, recibiendo todos los apoyos necesarios para poder decidir en igualdad de condiciones. En este sentido, la presidenta de la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) Verónica González Bonet contó: “Las que más se esterilizan son mujeres con discapacidad intelectual o psicosocial y muchas de ellas se dan cuenta de que han sido esterilizadas cuando quieren ser mamás”. Otro de los testimonios recogidos en el libro relata: “Era una mujer con discapacidad intelectual de 37 años.
La operaron y le sacaron el útero sin decirle que con esa operación nunca iba a poder quedar embarazada”.

Por último, la tercera sección se refiere a la atención en los centros de salud, y como la mayoría de las veces las personas que trabajan en ellos, aún tienen mucho que aprender sobre cómo tratar y respetar a las personas con discapacidad. Muchas veces las infantilizan, los consultorios no son accesibles y no respetan su privacidad.  “Cuando estaba embarazada íbamos con mi pareja a la consulta médica. Y el médico le hablaba a él, que no tiene discapacidad. ¡La embarazada era yo! Nunca me llamó por mi nombre. Decía: ‘Lo que ella necesita’. ¡Como si yo no estuviera!”, es uno de los testimonios que encontramos en el libro.

Quiénes deseen acceder al libro de manera digital pueden hacerlo a través del siguiente link: https://tinyurl.com/e8xck5j4

 

Imagen destacada: Se observa a una chica con Síndrome de Down con el libro en su mano, mostrando su tapa. Foto: http://género.redi.org.ar

Toda la información sobre discapacidad la encontrás en: https://periodismoadaptado.ar/

Sol Carrizo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.