DERECHO Y LEGISLACIÓN
LESGILACIÓN Y DERECHO: PRESTACIÓN ALIMENTARIA, LA CUOTA ALIMENTARIA Y TODOS SUS DETALLES

LESGILACIÓN Y DERECHO: PRESTACIÓN ALIMENTARIA, LA CUOTA ALIMENTARIA Y TODOS SUS DETALLES

En esta oportunidad el Dr. Claudio Raccagni, en su columna de Lesgilación y Derecho para Periodismo Adaptado, nos detalla los distintos puntos sobre las prestaciones alimentarias y todo lo que se relacione a los alimentos

 

¿Qué son los alimentos?

Se conoce popularmente como alimentos o cuota alimentaria al derecho que tiene toda persona de acceder a una prestación alimentaria que le permita cubrir los gastos básicos que tiene para poder vivir, cuando por alguna razón esta persona se vea impedida de poder satisfacer por sí mismo sus necesidades más básicas. (Ejemplo: niños o una persona que tiene una enfermedad que le impide trabajar).

Se busca garantizar las necesidades básicas de una persona que por sí misma no puede cubrirlas.

 

¿Cuál es el contenido de la cuota alimentaria (los alimentos)?

La cuota alimentaria comprende todos los gastos necesarios para la subsistencia de la persona; habitación, comida, ropa, medicamentos. Y en caso de que el alimentado sea menor, también comprende todos los gastos de educación (útiles, transporte, internet para clases virtuales, etc).

Para determinar el monto de la cuota alimentaria se tiene en cuenta las necesidades del alimentado, pero también las posibilidades económicas del alimentante (o sea la persona que va a pagar esa cuota alimentaria), porque de nada serviría fijar una cuota alimentaria que el obligado al pago no pueda pagar.

LA CUOTA ALIMENTARIA POR LO GENERAL SE PAGA EN DINERO, QUE ES LO MÁS FRECUENTE PARA EVITAR PROBLEMAS, PERO TAMBIÉN SE PUEDE PAGAR EN ESPECIE (CON COSAS, EJ. PAÑALES, COMIDA, PAGANDO LA CUOTA DE LA ESCUELA, ETC). TAMBIÉN SE PUEDE PAGAR PARTE EN DINERO Y PARTE EN ESPECIE.

Seguramente los lectores se están haciendo las dos preguntas que generalmente siempre me hacen mis clientes en estos casos:

¿QUIÉN PUEDE RECLAMAR LA CUOTA ALIMENTARIA?

¿A QUIEN LE PODEMOS RECLAMAR QUE NOS PAGUE ESA CUOTA ALIMENTARIA?

Así que paso a responderlas:

¿QUIÉN PUEDE RECLAMAR LA CUOTA ALIMENTARIA?

Si la cuota alimentaria es para un menor de edad, la puede pedir el padre, madre o tutor, en representación del menor. Por lo general, los hijos suelen vivir con sus madres y éstas son las que en representación de sus hijos reclaman la cuota alimentaria.

Si la cuota alimentaria es para un mayor de edad, la debe pedir esa persona.

Si la cuota alimentaria es para una persona mayor de edad que fue declarado incapaz por una sentencia judicial, lo debe pedir su curador. Se preguntarán qué es una persona incapaz. Un incapaz es una persona que tiene los mismos derechos que las demás personas, pero que no puede ejercerlos por sí mismo porque en el caso de hacerlo podría poner en peligro sus bienes o a su persona. Por ejemplo, una persona que tiene una alteración mental grave o una persona con un retraso madurativo importante, que le impide entender las consecuencias de ciertos actos. Por lo que para proteger a esa persona se lo declara incapaz a través de una sentencia judicial y para poder ejercer ciertos derechos solamente va a poder hacerlo a través de su curador. Voy a contar un caso que tuve para que la gente que nos está leyendo lo pueda entender:

Yo tuve un caso, en el cual había una persona joven, pero que ya era mayor de edad, y que tenía esquizofrenia. El tema es que la madre de este joven ya había muerto y el padre se desentendió totalmente de su hijo, no le pasaba alimentos, no lo visitaba, no lo ayudaba en nada, hacía de cuenta que no existía.

Por suerte este joven tenía una hermana, que era buena persona y que cuidaba a su hermano, pero quería que su padre tuviera que pagar la cuota alimentaria que le correspondía a su hermano. Sin embargo como su hermano era mayor de edad y no podía iniciar un juicio de alimentos por sí mismo por su enfermedad, la hermana primero inició un juicio de curatela, en donde se declaró incapaz al hermano y se la designó a ella como la curadora del hermano.

La historia termina en que la hermana como curadora de su hermano, representándolo a él, ejerciendo los derechos de su hermano, le inició un juicio de alimentos a su padre y el juez fijó una cuota alimentaria mensual, que la hermana comenzó a cobrar puntualmente porque esa suma se la retenían directamente del sueldo al padre incumplidor.

En estos casos como el incapaz no puede reclamar los alimentos, los tiene que reclamar la persona que haya sido designado como curador del incapaz.

¿A quién le podemos reclamar que nos pague esa cuota alimentaria?

Se puede reclamar alimentos a los padres, a los parientes y a los cónyuges (entre marido y mujer). A quién de todos estos le vamos a reclamar el pago de la cuota alimentaria dependerá de la situación en la que estemos.

BASADOS EN LA FILIACIÓN:

  • LOS PADRES A SUS HIJOS, (se basa en la patria potestad) le deben alimentos a sus hijos hasta los 21 años.

Si el hijo estudia y a causa de los estudios no puede proveerse los alimentos por sí mismo, se le deben alimentos hasta la edad de los 25 años.

BASADOS EN EL PARENTESCO: No le puedo reclamar alimentos a cualquier pariente, sino que hay un orden. Primero puedo reclamarle alimentos a mis ascendientes o descendientes, si no tengo ascendientes o descendientes le puedo pedir alimentos a mis hermanos, y si no tengo ascendientes, descendientes ni hermanos, recién ahí puedo pedirle a mis parientes afines.

  • ENTRE ASCENDIENTES Y DESCENDIENTES, Ascendientes, sería por ejemplo mi papá, mi abuelo, mi bisabuelo, descendientes, mis hijos, mis nietos, bisnietos. se deben reclamar alimentos a los parientes que estén más próximos en grado. Un caso muy habitual de alimentos por parentesco es por ejemplo, cuando el padre no le pasa alimentos al hijo y entonces los abuelos son los que tienen que pagar la cuota alimentaria de su nieto.

  • ENTRE HERMANOS, si son varios va a estar obligado el que estuviera en mejor situación económica y si todos o varios pueden contribuir van a pagar en partes iguales.

 

  • ENTRE PARIENTES AFINES, por ejemplo el yerno con respecto a su suegra o suegro, o el caso del “padre afín”.

 

Hay un orden de prelación, si no hay ascendientes ni descendientes se puede reclamar alimentos a los hermanos, y si no hubiera hermanos, recién ahí se puede reclamar alimentos a los parientes afines.

 

BASADOS EN EL MATRIMONIO:

 

  • ENTRE CONYUGES, se deben alimentos mientras conviven y también cuando están separados de hecho, pero no se divorciaron legalmente. Salvo que el cónyuge que pide alimentos ya esté conviviendo con otra persona.

Si están divorciados legalmente se le puede reclamar alimentos al ex marido o mujer cuando una persona padece una enfermedad grave, que existía antes del divorcio y que le impide trabajar o cuando la persona no tiene recursos ni puede procurárselos.

5) ALIMENTOS EN PERSONAS CON DISCAPACIDAD

El derecho a los alimentos es un derecho humano que está reconocido en los principales pactos de derechos humanos que forman parte de nuestra Constitución Nacional, entre ellos la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que reconoce el derecho a los alimentos que tienen las personas con discapacidad, y a su vez, el art. 23 de la C.N. impone promover medidas de acción positiva que garanticen el pleno goce y ejercicios de los derechos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales para las personas con discapacidad. O sea la ley fundamental del país reconoce el derecho a los alimentos que tienen las personas con discapacidad.

Esto es así porque las personas con discapacidad al igual que los niños se encuentran en un mayor grado de vulnerabilidad, dado que por lo general debido a la discapacidad la persona se ve impedida de poder procurarse los alimentos por sí mismo.

Por lo que en los casos en que la discapacidad persista y le impida a esa persona poder trabajar y sufragar sus gastos, el derecho a percibir una cuota alimentaria no cesará nunca aunque la persona con discapacidad sea mayor de edad.

Hay que dejar bien claro que el derecho a alimentos que tienen las personas con discapacidad no es solamente por el hecho de tener una discapacidad, sino que este derecho le asiste cuando esa discapacidad le impide poder trabajar y cubrir los gastos que tiene para poder vivir. Ahora, si la persona a pesar de tener una discapacidad puede trabajar y cubrir todas sus necesidades básicas, entonces no va a poder reclamarle una cuota alimentaria a sus padres o parientes, e incluso, si tuviera una buena situación económica podría ser que sus hijos o parientes le reclamaran a él el pago de una cuota alimentaria.

6) ¿CÓMO SE RECLAMA LA CUOTA ALIMENTARIA?

Va a depender de si el reclamo se tiene que hacer en Provincia de Buenos Aires o en la Capital Federal.

Si vamos a pedir alimentos en Capital Federal, primero hay que hacer dos mediaciones previas, y si allí se llega a un acuerdo no es necesario iniciar un juicio de alimentos. En caso de que no se llegue a un acuerdo queda abierta la vía judicial y se puede iniciar el juicio de alimentos.

Si vamos a pedir alimentos en Provincia de Buenos Aires directamente hay que iniciar la demanda de alimentos y la etapa previa se hace en la justicia, primero se hace una audiencia en la que participan la partes (el demandado, el que pide alimentos y un consejero) para tratar de llegar a un acuerdo. Si el demandado no va o no se llega a un acuerdo, entonces se puede pedir otra audiencia o que se cierre la etapa previa y que comience el juicio de alimentos.

Para ambos casos siempre se necesita la asistencia letrada, o sea, se necesita un abogado.

Imagen destacada: Sobre un fondo verde se observa a dos padres dibujados, que están charlando y en el vértice superior izquierdo se lee el texto: “Cuota alimentaria” en color blanco y un fondo naranja. Foto: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Facebook).

Toda la información la encontrás en https://www.periodismoadaptado.ar

Dr. Claudio Raccagni

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.